¿Cómo preparar una entrevista de trabajo tanto presencial como online?

Con la expectativa de la apertura tras la pandemia, prepararte para una entrevista de trabajo es importante, ya que son muchas las empresas que comienzan a diseñar sus planes de contratación de cara a lo que viene.

Aunque la entrevista de trabajo varía en función del sector donde ejerzamos nuestra actividad profesional, el último trimestre del año y el primero del año siguiente son un buen momento para actualizar nuestro CV y buscar un cambio laboral. A continuación, te doy algunos consejos sobre cómo preparar una entrevista de trabajo presencial o online.

Cómo preparar una entrevista de trabajo: 5 consejos clave

Enfrentarse a una entrevista laboral es una situación de estrés e independientemente de nuestra idoneidad para el puesto al que postulemos, la preparación previa, la gestión de los tiempos o nuestra forma de expresarnos pueden hacer que el análisis del entrevistador sobre nuestra candidatura cambie sustancialmente. Además, el entorno global y las facilidades de comunicación telemáticas nos permiten tener una entrevista cara a cara estando separados por cientos o miles de km gracias a las plataformas de videollamadas, siendo Skype la más usada.

Prepara el terreno

Queremos empezar con buen pie, así que programa todos los elementos que estén a tu alcance. Confirma el día, hora, lugar y persona con la que te vas a entrevistar. Si es una entrevista presencial comprueba cuál va a ser el tiempo que tardarás en llegar, si puedes aparcar bien, si tienes que pasar algún control, etc. Si te preguntas cómo preparar una entrevista de trabajo online, primero debes revisar que tienes buena conexión, que tienes ID en la plataforma en la que vas a hacer la entrevista y que el entrevistador la conoce.

Si vas a mantener una entrevista es porque la empresa se ha interesado en tu perfil y como mínimo el entrevistador habrá leído tu CV, así que este agradecerá que también te hayas tomado tu tiempo en conocer un poco mejor la empresa donde quieres trabajar (filosofía empresarial, modelo de negocio, en que países opera, etc).

También es buen momento averiguar cuál es el “dress code”, ya es normal que el traje y corbata dejen paso a camisas y pantalones chinos en el caso de los chicos o vestidos en el caso de las chicas. Incluso en algunos ámbitos podemos usar vaqueros y camiseta pero sin llegar al extremo del chándal, por favor. Evidentemente, la higiene es algo que no debería de ser exclusivo del día de la entrevista. 

Consejo: Muchos entrevistadores nos fijamos en cómo van afeitados los candidatos y cómo van maquilladas las candidatas. Una barba descuidada, un afeitado con imperfecciones o unos dientes manchados de carmín pueden proyectar desgana o falta de atención.

Controla tu comunicación no verbal

Tan importante es lo que decimos con nuestra boca como lo que expresamos con nuestro cuerpo. Indistintamente del sexo, ofrece un apretón de manos como primer saludo. Firme y mirando al entrevistador. 

Puedes hacer algún comentario antes de sentaros a hacer la entrevista para romper el hielo pero evita temas escabrosos (política, religión, deporte, etc.). Mira al/la entrevistador/a a los ojos mientras estás hablando con él o ella. Puedes dirigir tu mirada a otro punto mientras le estás contando algo, pero procura hacer contacto visual cada poco tiempo para mantener la atención sobre tu exposición. Una mirada esquiva denota falta de seguridad y sinceridad.

Como ves el lenguaje no verbal es muy importante para saber cómo preparar una entrevista de trabajo, por ello debes controlar tus manos; no es negativo gesticular como apoyo al mensaje que estamos transmitiendo, pero un exceso de gesticulación puede quedar sobreactuado y hacer perder el foco sobre lo que estamos contando. Las manos preferiblemente sobre la mesa, bien con los dedos entrelazados o simplemente sobre ella, pero evitar esconderlas debajo de la mesa pues podemos dar la impresión de ocultar algo. Evita los brazos cruzados, refleja una actitud defensiva y lo que buscamos es facilitar que el entrevistador nos conozca.

Consejo: Personalmente, no me gusta sentarme frente a frente con el/la candidato/a porque da una sensación de enfrentamiento. Sentarse en ángulo de 90 grados facilita la distensión y conocerlo/a de una forma más natural. Algunos expertos en comunicación no verbal apuntan que atendemos más a lo que ocurre a nuestra derecha, por ello tú deberías estar a la derecha del entrevistador.

Mejor conversación que entrevista

Si os hablo desde el punto de vista como candidato, me molesta enormemente que una entrevista se centre en realizar un repaso de mi CV. El currículum es un documento previo que el entrevistador ha tenido que dedicar tiempo en estudiar para saber en qué partes quiere que profundicemos. Recitar lo que ya está reflejado es una pérdida de tiempo que restamos para conocer mejor a los candidatos.

Huye del formato pregunta-respuesta y saca a relucir tus cualidades como orador. Tienes que contar tu vida laboral al entrevistador de forma que le resulte interesante y quiera conocer más. Sé natural, cuida tu lenguaje sin usar palabras malsonantes o palabras muy técnicas que el entrevistador no conozca. Guíale por el camino que te haga brillar y detente en los detalles que pueden ser importantes para el puesto que quieres ocupar.

Para saber cómo preparar una entrevista de trabajo puedes ensayar las respuestas a las típicas preguntas de: ¿Dónde te ves en 5 años? ¿Cuál es tu mayor defecto? Mi consejo es que seáis concisos y claros para no detenernos mucho en este tipo de artificios que personalmente creo que no valen de nada. Preguntas como ¿cuál ha sido tu mayor error profesional? Suelen ser más reveladoras y nos dice mucho más sobre la resiliencia y gestión del fracaso del candidato. 

Consejo: Si apoyas tu mensaje con datos cualitativos y cuantitativos (ej: “lideré un proyecto estratégico, gestionando un equipo de 10 profesionales y consiguiendo un impacto del 10% en el crecimiento de la compañía”) darás una visión más global de tus logros. 

Potencia lo que te diferencia del resto de candidatos

En muchas ocasiones los seleccionadores reciben literalmente cientos de currículums que tienen que cribar. Se estima que la primera criba no pasa de los 6 segundos, y si el entrevistador cree que puede encajar volverá a hacer una lectura más detenida de una media de 20 segundos. Tienes que buscar la forma para que tu CV no sea simplemente uno más de la pila que tendrá en su mesa/bandeja de email.

Es importante que tu currículum esté actualizado, que la información más relevante (nombre, número de teléfono, email, experiencia, estudios, idiomas, etc.) sea fácilmente visible y que visualmente sea atractivo.

Intenta evitar un formato Word “soso”. Actualmente hay múltiples plataformas con plantillas para crear tu CV con un mayor impacto visual. Es recomendable añadir la URL de nuestro perfil de LinkedIn para que el reclutador pueda visitarlo.

Sé esquemático pero no te limites a listar una sucesión de empresas, fechas y funciones. Es un buen momento para exponer tus logros, proyectos que gestionaste y qué supusieron para la empresa, gestión de equipos, etc. 

Para saber cómo preparar una entrevista de trabajo, primero tienes que usar todos los recursos a tu alcance para demostrar al seleccionador que eres el candidato más idóneo para el puesto, por lo que si estás haciendo una entrevista vía Skype también puede ser un buen momento para compartir con el reclutador documentos, informes o publicaciones que reafirmen tus habilidades como profesional. 

Consejo: Creo que el CV tal y como lo conocemos es una herramienta obsoleta. Cada vez más reclutadores usan Linkedin para buscar candidatos y conocerlos un poco mejor a través de su perfil en esta red profesional. Quizás es buen momento para acudir a alguno de los numerosos talleres que imparten distintos profesionales para ayudarte a redactar tu extracto, ganar visibilidad o hacer llegar tu perfil a la audiencia correcta.

Si ya tienes tu CV actualizado, no pierdas la oportunidad de mejorar tu perfil en Linkedin gracias a este webinar.

Tú también puedes preguntar

Este último consejo para saber cómo preparar una entrevista de trabajo puede hacerte destacar de otros candidatos.

La entrevista no es una comunicación unidireccional.  Durante la conversación seguro que te surgen dudas sobre tus funciones, posibilidades de teletrabajo o beneficios laborales. Aunque a menudo los entrevistadores dejan para el final un tiempo para que preguntes lo que desees, es positivo que exista una interacción más allá de las respuestas para demostrar al reclutador que realmente quieres conocer más sobre la posición que estás postulando porque estás interesado. 

Consejo: Siempre que realizo una entrevista me gusta mandar un mail de agradecimiento a la persona que ha hecho la entrevista así como feedback de la misma. Esto me sirve para enfatizar los puntos que he querido resaltar y/o aclarar cualquier otra duda que haya surgido después. No tengas miedo en preguntar pasados unos días interesándote por el proceso si no habéis recibido respuesta en el tiempo acordado. Normalmente los reclutadores tienen varios procesos abiertos y nuestro recordatorio sirve para remarcar nuestro interés, volver a poner atención sobre nuestro perfil y obtener información del proceso de primera mano.

Ya conoces algunos consejos para saber cómo preparar una entrevista de trabajo, ¿qué te ha parecido? No dudes en comentar y ¡compartir! 

También puedes empezar a buscar tus oportunidades en trabajosihay.com.co, así que empieza ya.

Comparte:

Compartir en facebook
Facebook
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en linkedin
LinkedIn
Trabajo Sí Hay

Trabajo Sí Hay

2 respuestas

Deja un comentario

Síguenos

Lo más popular

Obtén las últimas noticias

Suscríbete a nuestro boletín

No enviamos SPAM. solo te notificamos de las novedades que tenemos.

¿A dónde quieres ir?

Más contenido increíble

Publicaciones Relacionadas

trabajo en equipo

Características del trabajo en equipo: qué tener en cuenta

La colaboración es una realidad tanto en el mundo laboral como en el educativo, aunque muchos estudiantes y profesionales desconocen las características del trabajo en equipo. Ser educado, pedir consejos y comprender la función de cada integrante del grupo son algunos de los puntos clave para conseguir el éxito en este tipo de colaboraciones.